Policía anónimo dice que presenció la sustracción de órganos a un practicante de Falun Gong

Posted on 15 diciembre 2009. Filed under: Genocidio a Falun Gong |

La Organización Mundial para Investigar la Persecución a Falun Gong (WOIPFG, sus siglas en inglés) publicó, el sábado pasado, una conversación reciente de aproximadamente 30 minutos que mantuvo uno de sus investigadores con un agente especial de policía chino, en la que este último describe un caso aterrador de sustracción de órganos de una practicante de Falun Gong, que él habría presenciado hace varios años.

La WOIPFG ha realizado numerosas investigaciones relacionadas con la persecución a Falun Gong, incluida una grabación a un cónsul chino, las cuales lo implicaron en ataques a dicho grupo en Flushing, Nueva York. Sus informes han sido presentados en numerosos casos judiciales alrededor del mundo sobre la persecución a Falun Gong. Según aclara la ONG, la conversación reciente fue grabada con autorización del entrevistado, cuyo nombre no fue aportado por razones de seguridad personal.

De acuerdo con la transcripción, el testigo visual trabajaba para el sistema de seguridad pública de la provincia de Lianing cuando ocurrió el hecho, y él mismo había participado “varias veces” en interrogatorios y torturas a practicantes de Falun Gong.

El agente grabado contó que en la tarde de 9 de abril de 2002, una practicante de Falun Gong de aproximadamente 30 años de edad, fue sometida a una extracción forzada de corazón y riñones estando completamente consciente y sin ningún tipo de anestesia. La operación habría durado más de 3 horas.

El agente afirmó que la víctima seguía gritando “¡Falun Dafa Hao!” (Falun Dafa es bueno) aún cuando los médicos militares le cortaban el pecho para sacarle los órganos.

“Clavó el bisturí en su pecho de una sola vez, y salió un chorro de sangre salpicando… Seguía gritando, seguía gritando”, detalló el agente.

El presunto testigo dice haber estado presente durante todo el acto de la operación, ya que era uno de los vigilantes, y que tras el hecho, sufrió un trauma psicológico y un cargo de conciencia que le impidieron seguir manteniendo el silencio, por lo que decidió revelar el suceso al mundo.

El vocero de la WOIPFG en Nueva York, Wang Zhiyuan, dijo que los investigadores llamaron al testigo tres veces en lo que va de diciembre, y que obtuvieron la grabación el 11 de diciembre. Wang cree que al testigo lo impulsaron dos razones: “Una, la compasión y tolerancia del practicante lo impresionaron”, dijo. “En segundo lugar, él atestiguó visualmente todo el proceso de la sustracción de órganos, y la crueldad lo afectó; se sintió torturado por dentro”.

Wang dijo que el testigo teme ser asesinado si se revela su identidad, y que este confesó para que otros también se atrevan a hacerlo y revelen la verdad sobre la sustracción de órganos a los practicantes de Falun Gong detenidos en China.

El caso –sobre el cual aún no se ha expresado oficialmente el Centro de Información de Falun Dafa–  sería uno más en la persecución masiva que lleva a cabo el régimen chino a los aproximadamente cien millones de practicantes de Falun Dafa en China.

Falun Dafa (www.falundafa.org) es una disciplina de meditación, ejercicios y enseñanzas basadas en Verdad-Benevolencia-Tolerancia, que, según constatan organizaciones de derechos humanos, es perseguida por el régimen chino desde 1999. En 2006, un informe de un ex Secretario de Estado de Canadá y un reconocido abogado de derechos humanos de ese país presentó una serie de pruebas con las que concluyeron que la sustracción sistemática de órganos a practicantes de Falun Dafa detenidos se estimaba en aproximadamente 41.500 casos. El Relator de Naciones Unidas para la Tortura, Manfred Nowak, pidió explicaciones al régimen chino, pero declaró no haber recibido respuestas convincentes.

La víctima en este caso habría sido una profesora de un instituto –cuyo nombre no trascendió–; su hijo tendría actualmente 12 años, y su marido sería un obrero de clase social baja.

El agente entrevistado por la WOIPFG dijo que la sustracción de sus órganos se realizó después de una semana de interrogatorios, torturas y vejaciones, en los cuales implicó al entonces jefe del Buró de Seguridad de la provincia de Chongqing, Wang Lijun, a quien citó diciendo “mátenlos a todos” [los practicantes de Falun Gong detenidos en el lugar].

“Muchos de los policías eran psicópatas, usaban alicates, porras, aparatos que no sabía de dónde los habían traído”.

“La torturaban, era una mujer ciertamente guapa, la violaron en múltiples ocasiones… muchas veces.”

“Lo vi con mis propios ojos, una gran pena no haber sacado fotografías”, dijo el testigo.

El testimonio dice que la mujer había perdido 15 kilos en los últimos días antes de la sustracción de sus órganos, pero que trataban de mantenerla viva. 

“… se rehusaba a comer, por lo que le dábamos leche a la fuerza.” “…le tapamos la nariz con la mano y le echamos la leche por la boca; entonces tragaba lo que le echábamos; así la manteníamos viva”.

El agente dijo que, luego, probablemente por decisión del Buró de Seguridad de Liaoling, enviaron dos médicos militares, “uno un poco mayor y otro más joven”. “La llevaron a un lugar ‘x’, un quirófano de un hospital psiquiátrico… Sin ningún tipo de anestesia, le abrieron su pecho con el bisturí. Las manos no les temblaban para nada.”

Si bien en este caso no hay menciones sobre pruebas documentales además del testimonio grabado por la ONG, las descripciones cuadran con numerosos testimonios, informes y casos corroborados presentados como pruebas en instancias judiciales alrededor del mundo. Hace dos semanas, la Justicia española abrió un sumario contra cinco jerarcas comunistas chinos –entre ellos, el ex líder Jiang Zeming y el ex director de la Oficina 610 (similar a la “GESTAPO”) Luo Gan – por genocidio y torturas contra los practicantes de Falun Dafa en China.

A continuación una transcripción de un extracto de la grabación

 

Testigo: Clavó el bisturí en su pecho de una sola vez, y salió un chorro de sangre salpicando, la sangre salió salpicándose y no…

Investigador: ¿La víctima era un hombre o una mujer?

Testigo: Era una mujer, una mujer.

I: ¿Era joven?

T: Aproximadamente 30 años.

I: ¿Aún gritaba Falun Dafa Hao (Falun Dafa es bueno)?

T: Seguía gritando, seguía gritando.

I: ¿Puedes relatarme qué estaba diciendo?

T: Entonces, mi experiencia fue, tras una semana de interrogatorios y crueles torturas, padecía innumerables heridas en su cuerpo, además de las porras eléctricas, descargas, estaba casi inconsciente, inconsciente… ella fue golpeada de tal manera que… se rehusaba a comer, por lo que le dábamos leche a la fuerza, ella no bebía pues lo forzamos, ya sabes, le tapamos la nariz con la mano y le echamos la leche por la boca; entonces tragaba lo que le echábamos; así la manteníamos viva. En 7 días perdió casi 15 kilos. Entonces todavía no sabíamos, pues probablemente fue decisión del Buró de Seguridad de Liaoling, en fin, algún departamento de alta confidencialidad, envió dos médicos militares, uno un poco mayor y otro más joven, la llevaron a un lugar “x”, un quirófano de un hospital psiquiátrico, y le hizo una serie de cosas. Sin ningún tipo de anestesia, le abrieron su pecho con el bisturí, las manos no les temblaban para nada. Si fuera yo, seguro que estaría temblando. Aunque soy un agente especial de la policía, he disparado pistolas, también he estado en simulacros con balas reales, además, también he visto muchos cadáveres, pero viéndolos a ellos, los médicos militares, estaba realmente sorprendido, no les temblaban las manos en absoluto, se ponían sus mascarillas y cortaban directamente. En ese momento, nosotros (policías armados) estábamos parados en guardia con un arma en mano cada uno. Para entonces, su pecho ya estaba abierto, ella gritó una vez fuertemente “Ah!”, luego gritó Falun Dafa Hao (Falun Dafa es bueno).

I: ¿Gritaba Falun Dafa Hao aún cuando tenía el pecho abierto?

T: Gritó fuertemente, gritó Falun Dafa Hao, dijo que, más o menos dijo algo como “a pesar de matarme a mí, a una persona, ¿podrías matar a los cientos de millones de buenas personas que son perseguidos por sus creencias?” En ese momento, ese médico, ese médico militar dudó, me miró y también miró a mi jefe, mi jefe le hizo una señal con la cabeza, el médico continuó, cortó las arterias… primero sacó el corazón, en seguida sacaron los riñones. Al cortar la arteria del corazón, el cuerpo de la mujer sacudió de espasmos, fue terrible, puedo imitar el sonido, no exactamente, un sonido estremecedor, como así “ah, ahhh”, tenía la boca abierta, con los ojos muy abiertos, la boca muy abierta… ya no quiero seguir hablando…

T: Esta mujer era una profesora, una profesora de un instituto, su hijo tendría actualmente 12 años, su marido, creo que era un obrero de clase social baja. Antes de esto, los sufrimientos eran mayores. Muchos de los policías eran psicópatas, usaban alicates, porras, aparatos que no sabía de dónde los habían traído. Lo vi con mis propios ojos, una gran pena no haber sacado fotografías. La torturaban, era una mujer ciertamente guapa, la violaron en múltiples ocasiones… muchas veces”.

I: ¿Esto es lo que atestiguaste en la estación de policía donde estabas…?

T: Yo no estaba en una estación de policía. Estaba en un centro de entrenamiento, que era el patio trasero de un hotel. [Los policías] rentaron diez habitaciones en un pequeño edificio. Harían esto en una pequeña mansión.

I: ¿Una prisión clandestina?

T: Más o menos.

I: ¿Siempre que fueran practicantes de Falun Gong se los enviaba ahí?

T: Sí.

I: ¿Incluso antes de ser sentenciados eran enviados ahí?

T: De cualquier forma, nosotros [los policías] siempre nos movemos de un lugar a otro en plazos cortos.

I: No me has dicho todavía cuándo sucedió todo esto.

T: 9 de abril de 2002.

I: ¿El 9 de abril?

T: Sí, la tarde de 9 de abril, empezaron a destriparla sobre las 5pm, duró más de 3 horas. Antes de eso estuvieron ya un mes.

I: ¿A qué te refieres “estuvieron ya un mes”?

T: Estuvieron un mes interrogándola y torturándola.

I: ¿La interrogaron una vez o varias veces?

T: Muchas veces, el entonces Wang Lijun, actual jefe del Buró de Seguridad de la Provincia de Chongqing, dio la orden de “matarlos a todos”.

Grabación (en chino) http://www.zhuichaguoji.org/cn/media/testmony_final.mp3

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: