Comprar un niño chino en el mercado negro cuesta 6.000 dólares; una niña, 500.

Posted on 23 noviembre 2009. Filed under: Noticias al interior de CHINA |

El Gobierno chino ha rescatado a 60 niños en una operación contra el tráfico de menores, una práctica más habitual de lo que este país quisiera. Entre 30.000 y 60.000 desapariciones de niños se reportan anualmente en China. Sin embargo, es difícil estimar la cantidad real de menores que mueven estas redes, ya que en muchos casos los secuestros no se denuncian o incluso son los propios padres quienes venden a sus hijos.

Durante años, el gobierno chino ha ignorado este problema y hasta hace pocos meses no ha tomado cartas en el asunto. Sin embargo, parece que la campaña de anti-tráfico de niños lanzada el 9 de abril de este año está dando sus frutos, y hasta la fecha se han  rescatado a 2.088 niños y detenido a 42 personas.

Algunos menores han sido devueltos a sus familias, pero la mayoría todavía no han podido ser identificados y se estima que unos 100.000 viven en centros de acogida y orfanatos. La limitación de recursos y el alto precio de las pruebas de ADN, cuyo coste varía por provincias y que, por ejemplo, en Beijing cuesta 2400 RMB (unos 240 euros), está retrasando en muchos casos el regreso a casa de estos niños.

Ésta es la primera vez que el Ministerio de Seguridad Pública ofrece información pública sobre niños “encontrados”, fotografías, la fecha en la que fueron rescatados y los datos de contacto de la policía, con el objetivo de que sean reconocidos por sus padres y facilitar de este modo la vuelta a sus familias.

“Incluso si no puedo reconocer a mi niño en las fotos, esta iniciativa es una bendición para todos los padres que, como nosotros, prácticamente habían perdido toda esperanza” – declara al periódico China Daily una madre que en 1999 perdió a su hijo de cinco años.

En la mayoría de los casos, los menores eran secuestrados o robados, pero también existen numerosos casos de parejas que tenían una niña y que, debido a la política del hijo único, decidían venderla para volver a intentar engendrar un hijo varón.

Los niños con los que comercializaban estas redes son comprados por personas de otras provincias que desean un niño o parejas que por sus propios medios no pueden tenerlo. Estos niños, según la ONG Baby Come Home, son tratados como hijos propios. De hecho, en ocasiones sus propias familias y vecinos desconocen que no son hijos biológicos.

En una sociedad tan tradicional como es la China y especialmente en las áreas rurales los niños varones están muy valorados, no tener un hijo es un motivo de vergüenza y pueden provocar rechazo social. De esta forma, un niño puede llegar a costar 6.000 dólares, mientras que el precio de las niñas es de unos 500 dólares. Conforme el niño crece, estas cifras se van devaluando.

Otro aspecto que aún complica y entristece aún más la situación es que la mayoría de estos menores fueron secuestrados cuando prácticamente eran bebés y han desarrollado lazos afectivos con sus captores. Según el periódico China Daily “hay hijos que para volver con sus padres les obligan a firmar acuerdos que garanticen que podrán volver  a vivir con sus captores al menos unos meses al año”.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: