¿Puede lograr el estrés que produzcamos grasa?

Posted on 20 noviembre 2009. Filed under: Salud y Vida |

Hay una opinión general de que el sobrepeso y la obesidad son el resultado de comer demasiado o no hacer suficiente ejercicio.

Esencialmente, la idea es que la obesidad es el resultado de la gula y la pereza. Estoy seguro de que esto puede ser cierto para algunas personas. También estoy seguro de que este pensamiento es demasiado simplista y no explica adecuadamente por qué algunas personas tienen sobrepeso.

Sabemos que la acumulación de grasa se produce bajo cierto grado de descontrol hormonal. Como parte central éstas aparentan producir insulina, ambas promueven la fabricación de grasa y disminuyen la velocidad en la descomposición de la grasa.
Otro ejemplo del papel que juegan las hormonas en la obesidad se refiere a la problemática de la glándula tiroides. Este órgano se encuentra en el cuello y hace que ciertas hormonas estimulen el metabolismo. Sin embargo, si se producen cantidades insuficientes de estas hormonas, el metabolismo puede parar, y puede ser muy difícil que los individuos obtengan energía de los alimentos. La fatiga y el aumento de peso son las consecuencias comunes.

La idea de que la grasa corporal puede ser fuertemente influenciado por factores hormonales se vio reforzado por un estudio publicado recientemente en la revista Obesity [1]. Este estudio se centró en las mujeres obesas que han experimentado un rápido aumento de peso después de un evento estresante. Estos relatos de estrés relacionados con la obesidad (SRO), se compararon a las mujeres con otro grupo de mujeres que eran obesas, aunque no se reportaron aumentos de peso después de un evento estresante (no SRO). Un tercer grupo de mujeres no obesas fueron utilizadas para la comparación.

Todas las mujeres en este estudio tenían cierta cantidad de la hormona cortisol en la orina medida durante un período de 24 horas. El cortisol es una hormona del estrés importante, y es conocido por tener la capacidad de inducir la gordura (así como debilidad muscular). En el grupo de la obesidad se encontraron los más altos niveles de cortisol en comparación con las mujeres no obesas. Además, se encontraron altos niveles de cortisol que se asocian con aumento de peso mayor y más rápidamente. Los autores concluyen: “Estos hallazgos apoyan la idea de que la SRO tiene distintos mecanismos fisiopatológicos.”

En resumen, este estudio sugiere que los niveles más altos de cortisol, en respuesta al estrés, puede ser un factor de predisposición en el exceso de la gordura. En otras palabras, el estrés puede producir grasa en algunas personas. Es otro ejemplo de cómo el exceso de grasa corporal podría ser el resultado de la influencia del tambaleo de las hormonas, y no sólo el resultado de alguien que come demasiado o por no hacer suficiente ejercicio.
Referencia:
Vicennati V, et al.- Relación del Estrés y el desarrollo de la obesidad y el cortisol en las mujeres. Obesidad 2009; 17(9) 1678–1683

Dr. John Briffa es médico en Londres, y escritor de la salud con un interés en la nutrición y la medicina natural. Su Web es drbriffa.com

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: