Jengibre: la especia medicinal

Posted on 10 marzo 2009. Filed under: Salud y Vida |

Las culturas hindúes y chinas lo han utilizado por milenios, tanto para el arte culinario como para el medicinal

El jengibre es uno de los condimentos más apreciados y exóticos de Asia, especialmente en lugares como India y toda China. El nombre de este tubérculo proviene de una de las lenguas más antiguas del mundo, el Sánscrito, sinabera, que significa “formado como un cuerno”, esto se debe a que su apariencia se asemeja a las astas de un ciervo. Los griegos derivaron de ahí la palabra zingiberir, la cual pasó a ser jengibre en español y Ginger en inglés, un sinónimo de “fuego” “ardor” o “brío”. El jengibre tiene la cualidad de ser una especia cálida, exótica, con un fuerte aroma que impregna cualquier creación gastronómica.

Las culturas hindúes y chinas lo han utilizado por milenios, tanto para el arte culinario como para el medicinal. Existen escritos hechos por el mismísimo Confucio y otros que indican su uso desde la dinastía Han.

El jengibre es una plantea herbácea, de aspecto parecido al gladiolo, muy utilizado en la gastronomía oriental, ya que es tubérculo con un fuerte olor aromático incomparable, fresco, jugoso y carnoso con un sabor agrio y picante, algunos dicen parecido al limón. La parte que e utiliza de la planta es la raíz (el rizoma).

El consumo de esta raíz puede ser natural, deshidratada, en polvo y confitada. Se lo puede utilizar seco, en conservas, en conservas con vinagre, como aperitivo o simplemente se lo puede utilizar para añadir como ingrediente a múltiples preparativos. Al igual que el ajo, se utiliza en pequeñas cantidades y no resulta prudente conservarlo durante más de dos o tres semanas. Se puede consumir a diario en sopas, purés, leche y legumbres. Su uso es bastante extenso y se recomienda ir probando la preparación para sentir el sabor que queremos obtener.

Este debe utilizarse con cuidado, ya que su sabor es muy fuerte, algo picante y muy aromático, y tiene como particularidad que a medida que lo cocinamos se torna agradable, perdiendo su sabor picante, pero nunca su delicioso aroma.

Por lo general, es utilizado para disimular otros aromas y sabores más fuertes, especialmente en platos con mariscos y carnes de cordero. Pero además, el jengibre, especialmente seco o en polvo, es muy utilizado para la preparación de platos dulces, mermeladas, frutas confitadas y postres. Es utilizado para elaborar caramelos, panes de jengibre, para saborizar galletas, como las famosas galletas de jengibre, y para realizar gaseosas de jengibre, una bebida muy dulce, carbonatada y sin alcohol. Pero esto no es todo, además se puede preparar un té altamente digestivo con esta magnífica raíz, que puede aliviar el malestar general y los dolores de cabeza. También existen cervezas y vinos de jengibre.

Los chinos consideran al jengibre como yang, comida picante, y en consecuencia lo utilizan también para equilibrar las comidas frías, de naturaleza yin, y crear platos más armoniosos. Además combina perfectamente con los platos agridulces, que son la especialidad de la gastronomía china y con las frutas cítricas. Por lo general, se lo ve acompañado junto al hinojo, la canela, el ajo, el cardamomo y el famoso anís estrellado.

Pero para los chinos, el jengibre además de ser un condimento muy especial en su gastronomía, ha sido utilizado con propósitos curativos desde hace mi les de años. En la medicina tradicional china el jengibre ocupa unos de los primeros lugares, y en los tiempos antiguos era llamado “medicina universal” por los ancestros, y era altamente buscado por los comerciantes de especias. Ha sido utilizado para tratar las náuseas, la indigestión, las infecciones y para promover la vitalidad. También se sabe que ayuda a prevenir ataques cardíacos, dolores de artritis, dolores intestinales, prevenir la gripe, cáncer de piel, tiene propiedades antioxidantes y también ayuda a perder peso.

Si usted sufre de indigestiones y quiere prepararse un delicioso té digestivo de jengibre, es muy fácil, solo necesita una naranja, 20 pasas de uva, un bulbo de jengibre, azúcar y agua. Primero se pone a hervir 5 tazas de agua, se corta la naranja en rodajas, las pasas por la mitad y el jengibre en rodajas también. Cuando el agua hierve se coloca todo y se apaga el fuego luego de 20 minutos de cocción. Por último se le agrega azúcar a gusto. Se recomienda utilizar miel ya que es más sano. Se aconseja de una a dos tasas por día.

Ahora ya sabe, si a sus platos les faltaba algo picante, exótico, que realzara su sabor y aroma, puede probar y agregar esta deliciosa especia a su cocina, dándoles un toque oriental a cualquier plato realizado en su hogar. Puede agregarlo a cualquier guisado, platos de mariscos, de aves o pescados, y cambiar radicalmente su sabor agregando un condimento secreto y especial que dejará a sus comensales asombrados.

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: